Cómo funciona la RNC

La RNC basa su funcionamiento en la aplicación de microcorrientes en unos puntos específicos del cuerpo o check points de manera que cada patología tenga su correcto protocolo dependiendo de la intencionalidad del tratamiento.

Por ejemplo, si queremos tratar una patología que cursa con una disminución de la vascularización y nuestra intención es la de revertir esta situación, aplicaremos los estímulos necesarios en el cuerpo, en aquellos lugares que envíen el mapa de señales correctas a la corteza cerebral para que se produzca una respuesta sináptica del SNC y mejore la vasodilatación.

Cómo funciona

Existen 4 tipos de check points o puntos de control que están obtenidos en base a conocimientos anatomofisiológicos, terapias complementarias y otro tipo de técnicas médicas.

Estos puntos son los siguientes:

Check point 1: Zonas de alta sensibilidad energética (ZASE). Estos lugares se corresponden o se asocian con alguna de las principales glándulas endocrinas del cuerpo humano.

Check point 2: Puntos Neurovasculares y Puntos Neurolinfáticos.

Check point 3: Somitas, esclerotomas, miotomas y dermatomas. Los somitas son estructuras transitorias que derivan del mesodermo paraxial. La evolución de cada par de somitas da lugar a tres poblaciones de células, esclerotomo, miotomo y dermatomo. El esclerotomo aparece en la columna vertebral, el miotomo en el sistema musculoesquelético y el dermatomo en la piel.

Check point 4: Componente emocional. El factor psicológico y emocional es un punto fundamental de tratamiento de la RNC ya que se relaciona con las diferentes ZASE, tanto en el diagnóstico como en la localización para su tratamiento.

Una vez obtenidos estos puntos se procede a aplicar las microcorrientes en cada uno de ellos, ajustando los parámetros del tratamiento.

Parámetros de aplicación

De manera general los parámetros de aplicación de la RNC son los siguientes:

Tiempo de tratamiento: Entre 15-20 min/sesión. 1,5-2 min por punto.

Frecuencia de tratamiento: 3-5 sesiones por semana.

Anchura de pulso de la corriente: 1 a 500 ms.

Amplitud de la corriente: 10 microamperios a 1 miliamperio.

Frecuencia de pulso: 0-1000 Hz.

Tipo de electrodos: Se recomienda utilizar unos electrodos en forma de guante para mayor adaptabilidad.

Qué es RNC

Indicaciones

Al tratarse de una técnica coadyuvante, su uso se basa en el objetivo que se marque el terapeuta RNC sobre el paciente. Así pues, está indicado en:


Neurología: ictus, enfermedad de Parkinson, Alzheimer, hemiparesias, paraplejias, afasias, parálisis cerebral...

Cardiología: ACV, infarto de miocardio agudo, ateroesclerosis...

Reumatología: fibromialgia, artritis reumatoide, esclerosis múltiple...

Endocrinología: diabetes tipo 2, enfermedad de Crohn, síndrome de intestino permeable...

Traumatología: esguinces, tendinitis/tendinosis, roturas fibrilares, fracturas...

Dermatología: acné, eccemas, dermatitis atópicas...

Oncología (solo en pacientes que hayan superado el proceso oncológico).

Etc.

Contraindicaciones

Las propias de las microcorrientes:


Embarazo, durante los primeros meses.

Marcapasos cardíaco.

Alteraciones del ritmo cardíaco.

Aplicación directa sobre los ojos.

Neoplasias.

Hemofilia.

¿Cuáles son los objetivos de la RNC para los fisioterapeutas?

Los objetivos son:

1.- Obtener una mayor conciencia del papel que desempeña el Sistema Nervioso en el control fisiológico y homeostático corporal principalmente en la patología crónica.

2.- Obtener una vía de actuación sobre el Sistema Nervioso Autónomo.

3.- Reconocer los diferentes puntos corporales de tratamiento a nivel dérmico obtenidos por diferentes vías de conocimiento.

4.- Una herramienta dentro del campo de la electroterapia que tiene en cuenta la Neurociencia y Neurofisiología.

Ejemplos de artículos que respaldan la Reordenación Neurosensitiva Central

1.- Martínez Ibeas, E., Isasi Nebreda, P., Fernández López, L., Andrés Pedrosa, M., Ayerza Casas, V., García Carrasco, J. (2016). Terapia por microcorrientes (TMC) y su efecto sobre el dolor cervical posterior tras cirugía de tiroides y paratiroides. Revista De La Sociedad Española Del Dolor.

2.- Torres, R., Gonzalez-Peña, R., Arrizabalaga, F., Casaña-Granell, J., Alakhdar-Mohamara, Y., Benítez-Martínez, J. (2011). Disminución del dolor en cervicalgias mediante la aplicación de microcorrientes. Revista Iberoamericana De Fisioterapia Y Kinesiología, 14(2), 48-52

3.- Ortega-Santiago, A.I. de-la-Llave-Rincón, S. Ambite-Quesada, C. Fernández de las Peñas. Tratamiento fisioterápico basado en la neuromodulación de la sensibilización central en el síndrome del túnel del carpo: a propósito de un caso. Fisioterapia 2012;34:130.

4.- Bendersky D, Ajler P, Yampolsky C. El uso de la neuromodulación para el tratamiento del temblor. Surgical Neurology International. 2014;5(Suppl 5):S232-S246. doi:10.4103/2152-7806.137944.

Qué es la RNC