Qué es la RNC

Se conoce como Neuromodulación a la aplicación de cualquier terapia física cuyos objetivos sean mejorar la función del Sistema Nervioso Central y la calidad de vida del paciente de manera indolora y no invasiva.

Dentro de este conjunto terapéutico, existen diversas técnicas que varían principalmente en el tipo de terapia física utilizada y en su forma de aplicación.

La Reordenación Neurosensitiva Central, o RNC, es una técnica perteneciente al campo de la Neuromodulación y la Medicina Integrativa (campo de la medicina que utiliza la medicina convencional y la complementaria en un único tratamiento con el objetivo de aplicar las opciones más eficaces para los pacientes) que utiliza las corrientes médicas, denominadas microcorrientes, en unos puntos específicos del cuerpo con el objetivo provocar un cambio en la respuesta fisiológica celular.

Qué es RNC

Esta despolarización genera, al mismo tiempo, otra respuesta en los centros superiores del SNC, principalmente en el área del control neurovegetativo del órgano o estructura en concreto que se quiere modificar, provocando así mismo una reacción en el organismo del paciente que regula los diferentes sistemas corporales necesarios para actuar sobre el foco del problema.

Historia de la RNC

Tras años de estudio y práctica clínica en el campo de la terapia física, fue en el año 2013 cuando se comienzan a dar los primeros pasos en la búsqueda de un coadyuvante realmente eficaz a los tratamientos médicos convencionales. Seguros de que las terapias complementarias podían aportar ese plus a los tratamientos realizados, se comenzó a combinar las técnicas habituales (electroterapia, terapia manual, crioterapia…) junto con la técnica complementaria llamada Reiki, en un intento de mejorar la eficacia de las mismas y disminuir las sesiones necesarias para los pacientes. Sin embargo, y aunque los resultados clínicos eran favorables, dicha combinación no era del todo precisa y no existían medios posibles para objetivar su efectividad.

Cripterapia

Con el paso del tiempo, profundizando en el estudio de la anatomía y la neurofisiología humanas y con un mayor conocimiento de otras terapias complementarias, se pudo observar que existían una serie de puntos en el cuerpo humano que coincidían en los distintos campos de estudio y que, estimulándolos de la manera correcta, permitían en conjunto realizar una “normalización en la función de la estructura u órgano afectados”, permitiendo que el mismo cuerpo del paciente fuera el actor principal de su recuperación.

Terapia alternativas

Sin embargo, aún existía el problema de la objetivación del medio de tratamiento: por un lado, la acupuntura utiliza agujas; el Reiki, “la Energía Universal”; la kinesiología aplicada, las manos del terapeuta; la neuromodulación principalmente las corrientes magnéticas y así un largo etc... Y la solución vino de la mano de la electromedicina, en concreto de las microcorrientes, quizás las grandes olvidadas pues no producen una sensación en el paciente ya que su amperaje en microamperios solo estimula a nivel subsensorial. Sin embargo, su frecuencia de actuación las convierte en las corrientes más parejas a la frecuencia energética humana y sus contraindicaciones son muy escasas.

Así pues, la RNC otorga al terapeuta una herramienta indolora y muy segura en el tratamiento de patologías crónicas y agudas de manera coadyuvante al tratamiento convencional, y a los pacientes un medio seguro y eficaz para mejorar sus patologías, reduciendo el número de sesiones y adaptándose de manera individual a cada caso en concreto.

Cómo funciona la RNC